ELLA

P1050343

Se encontraba apoyada en la barandilla del mirador de aquél acantilado. Su mente estaba en blanco, y sus ojos sólo miraban pero no veían. Contemplaba el revolotear de las gaviotas, y por un momento sintió envidia.
La cogió fuertemente por el brazo y la giró hacia él. Sintió miedo e intentó escapar, pero sus esfuerzos fueron vanos. Desde hacía tiempo sabía que este momento llegaría, y no le quedaba otra opción que aceptarlo. Vio los ojos de rabia en aquél hombre, un rictus amargo en su cara y su respiración agitada.
Todo estaba perdido, pensó para ella. Estaban allí, solos los dos y sabía que no tenía escapatoria, así que lo mejor sería confesar de una vez. Con voz temblorosa y un sudor frío recorriendo su cuerpo, le dijo:
-Es cierto, pero no fue mi intención. Perdona que no te haya puesto a gravar el partido de fútbol, te aseguro que nunca más volverá a ocurrir.

Anuncios

12 comentarios sobre “ELLA

  1. Aajajajaa te mato siempre me dejas con la boca abierta ajajajaa
    tan romántico que era y vas y la fastidias!!
    feliz fin de semana reborde

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s