La comida

La inmortalidad del cangrejo

“¡Vaya día! Hoy que nos habían montado los puestos de trabajo en el recinto exterior, tiene pintada de que va caer la del pulpo. ¡Es lo que tiene trabajar en un sitio tan moderno! Ahora toca esperar a que el equipo de informática traslade todo, de nuevo, hasta el interior de la oficina.

Imagino que este es el típico momento en el que todos aprovechan para hacer sus recaditos personales, tomar un cafelillo o charlar distendidos con otros compañeros.. Pero yo, llevo tan poco tiempo en el trabajo, que no tengo aún demasiado que compartir con ellos. Bueno, para ser exactos, es que no tengo claro quien es quien y no sé si ellos han reparado ni siquiera en mi existencia…. Además, este punto novato en el puesto se paga con lentitud y falta de eficacia. Sin embargo, tengo tanto por hacer… Aún me queda prácticamente todo…

Ver la entrada original 710 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s