CUANDO EL ALMA SE SERENA

El alma se serena

Pasó la tempestad, llegó la calma.
Las sirenas juguetean con las olas
Al compás de la música salada.
Me han sonreído mil delfines saltarines,
Y desde la borda de mi barca,
He intentando acariciar uno por uno
Con mi mano agradecida a la esperanza.
Mil delfines que sus letras me han dejado
En cada cala de mi costa solitaria;
Mil delfines que han llevado
A su lomo el velero de mi alma.
Mil palabras, en letras expresadas;
Mil palabras de canciones solidarias;
Mil palabras que han llenado este vacío
Que dejó la mar en su bajada.
Hoy mi alma se serena y se levanta,
Y cual vigía en la proa encaramada
Grita a todo pulmón una palabra:
¡Gracias! ¡Gracias! ¡Gracias!

Anuncios

35 comentarios sobre “CUANDO EL ALMA SE SERENA

  1. Jesús gracias a ti por dar ese gran cariño de amigoo y estar en mi mundo. Me alegro verte por aquí. Un gran abrazo

  2. Hola Jesús,
    ¡Qué alegría verte por aquí de nuevo! Veo que los delfines te han acompañado en tu travesía. Me alegro, creo que son “buena gente”.
    Me alegro de tu nueva serenidad.
    Un abrazo de esos grandotes que dicen… bienvenido!!!

    1. Mi querida María, tú también has formado parte de esa “panda” de delfines que me han ayudado a seguir navegando. Para tí, MIL GRACIAS.
      Un beso fuerte, ya desde la mar serena.

    1. La Pepi que me dej en paz. Eso es para que le deje los apuntes, y luego se va con el Jeringuilla a golfiar por ahí. jeje
      Hola, Rosa. Gracias por estar ahí, de verdad. Tú has sido otros de los maravillosos delfines que me han ayudado a navegar.
      Un beso fuerte!!

  3. Por un prurito de vanidad -tal vez por no dejar suelta posible flecha a su diana, un posible que fuera injusto- es preciso tomar nota de esa Ya sentimos -yo mismo, ya ves- tu milésima parte de un grueso afecto grande, el tuyo cuando agradece. Fuerte carta: se acata su valor, se pierde con gusto y ya uno debe retirarse…
    Por lo demás la carta llega no con figuras, sino con los versos excelentes cuando conforman todo un valor en conjunto. Es muy hermoso el poema. Y complace con luz propia verte navegando y con ganas de fecundas travesías en esta vida, tu cuerpo y alma, ya preparados.
    Mil gracias, rompe con la quilla las olas y que tome tono tu haber. ¡Qué placer verte en tu manera de ser! ¡Cuídate!
    Gracias, Jesús, y un muy fuerte abrazo.

  4. Sabemos donde comienza nuestra travesía, pero no, lo que en ella, vamos a encontrar.
    Por eso cada día nuestro velero, una sorpresa nos da.
    Saludos !!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s