TRES

Tres

– ¿Y cómo te reconoceré?
-No te preocupes, me dijo, llevaré una rosa negra en el pelo.
Yo esperaba sentado en la estación. Habían pasado ya tres trenes, pero ella no aparecía, y estaba comenzando a impacientarme.
De pronto, alguien tocó mi hombro y miré hacia atrás. De pie, con una enigmática sonrisa, estaba un tipo de aspecto desaliñado.
-No vendrá –me dijo casi en un susurro-. Es lo mejor para los tres.
Dio media vuelta y comenzó a alejarse muy despacio, y, entonces, descubrí una mancha de sangre en la manga de su camisa.

Anuncios

43 comentarios sobre “TRES

    1. Hola, Rosa, buenas noches.
      Esas cosas de la vida.
      Gracias por visitarme. Mañana a primera hora pasa a tomar café, te lo tendré todo preparado, incluso unas galletitas. Ojo, a la Pili, no. jeje
      Un abrazo fuerte.

      1. Uff, qué madrugón, si son nada más que las 10:45 hora canaria y ya estoy en pie. jeje
        Marchando un cafelico, con leche, calentito y galletitas rellenas de mermelada de arándanos, para la señora.
        Buen provecho.
        Un beso y buen día, Rosa.

      2. ¡Galletas rellenas de mermelada de arándanos! Me gusta tu elección. Y la Pili me dice que ‘son buenos para la cistitis’. Ya ves, aqui no me dejan en paz. Ay la envidia!

    1. ¡Hooola, María!
      De lunes, eh. La semana debería comenzar los martes. Estoy preparando un atentado contra el lunes, es un secreto.
      Que la semana que estrenamos no te ponga muchas zancadillas.
      Besos de lunes.

    1. Hombre, un trío para cantar una bella canción de amor, tampoco está mal. Pero, por supuesto, ser libre es lo más.
      Feliz semana “mi niña”, ya sabes en canario.
      Un beso.

      1. Bueno pues si para hacer el trio los Panchos bien, pero los cuernos bien lejos porqué pesan mucho ajajaa

      2. Un señor fué al médico porque le habían dicho que su mujer le ponía los cuernos:
        -Doctor, estoy preocupado. Mi mujer me pone los cuernos, pero no noto nada en la frente.
        -Hombre, eso es una metáfora. Los cuernos no salen.
        -Qué alegría me da doctor, ¡creí que tenía falta de calcio!
        Vaya chiste malo que te he endosado.

    1. ¡Ya lo perdiste! Si es que ere un desastre. jaja
      Satán se me apareció a entregarme tu beso, se lo qité de las manos, y lo mandé a comprar pan.
      Un beso de un “angelito” que contigo se está ganando el cielo. ¡Qué paciencia me tiene que dar el Señor!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s