PRISIONERA

IM00

Estás prisionera de la soledad que te mereces,
Tus aires de grandeza no te dejaron pensar,
Y viviste un mundo de lunas que cantaban
Entre nubes de falsa felicidad.

No hiciste caso de un corazón que te llamaba,
Era muy pobre para ti, tú querías más,
Pero buscaste por el camino equivocado
Y tu propio camino, no supiste encontrar.

Y se fue redondeando tu silueta con el tiempo,
Y, cada día, te amargabas más y más.
Fuiste tomando conciencia de lo cierto,
Y ahora regresas suplicando amor, sin dignidad.

Estás prisionera de la soledad que te mereces,
Y, te lo juro, ya no me encontrarás,
Que si antes mi corazón era muy pobre,
Hoy sigue pobre y, por siempre, así será.

Anuncios

35 comentarios en “PRISIONERA

  1. Muy hermoso Jesús ella sola se buscado lo que tiene por no valorar el amor verdadero u dejarse llevar por la ambición tiene lo que merece.
    Muy bello canarito
    Muask

    1. Gracias, gaviota.
      Te he visto revolotear en mi cielo azul canario.
      Muackses!

  2. bellezacorazon 09/09/2013 — 13:07

    el amor es precioso Jesús y pasa lo que cuentas aqui. se buscan la soledad, porque no es tolerante con la persona amada, en seguida se desamoran. precioso. un abrazo muy grande

  3. !UF! Jesús, hasta llegar a decir estas palabras tan duras y sinceras cuanto dolor habrás sufrido… No me gusta pensar que hayas sentido así. Eres fuerte, eres un ejemplo. Mil besos y además un abrazo confortable.

    1. Son el pasado, y además soy fuerte, fuerte como una magdalena mojada en leche. jaja
      Recibo ese abrazo, me repongo, me reconforto, suspiro hondo, miro hacia arriba y vuelva a Lati, perdón a latir mi corazón.
      Mil doscientos besos.

      1. ¡Pero, bueno! ¿Es que lo dudabas?
        Yo soy un gran poeta, lo que pasa es que no he querido hacer competencia a los grandes reconocidos. Pobrecillos,quién los verá el día que yo publique. ¡Se van a cag…! Perdón, no quería decir eso.
        Mil besillos en forma de poema que navega por el aire buscando un cobijo.

      2. Lo cobijo aquí, en los Latidos de mi ordenador.

      3. Me gusta. Pero que no le falte la alimentación eléctrica.

      4. Eso nunca, ya me conoces.

  4. Fuerte el poema Jesus, pero eso pasa en la vida… un abrazo

    1. Sí, cosas de la vida, que a todos alguna vez nos ha tocado vivir.
      Un abrazo, Rub

  5. No es por nada pero la has llamado gorda? jejejej
    Muy bueno! Un beso.

    1. No, no soy tan descortés, pero indudablemente…., pues sí, un poco gordita.
      Ya está. ya se lo dije.
      Un beso.

  6. Genial. En el amor, poco tarda el ingrato y el soberbio en caer.

    1. Gracias. Suele ser así, pero a veces, deja marcados los surcos del desconsuelo.
      Un abrazo.

  7. Carmen Enid 09/09/2013 — 18:51

    Me gusta la foto, y las palabras son el vivo sentimiento cuando lamentablemente ese otro ser no sabe lo que tiene de frente hasta que lo pierde. Un abrazo.

    1. Gracias, Carmen.
      Tienes toda la razón.
      Un abrazo

  8. Bueno!!! En fin, Jesús, si me lo permites -porque voy a obviar lo personal, ya ves- me quedo con una parte del apóstrofe (puede valer), la primera estrofa: por su valor de universalidad hoy…
    Mantente fuerte y algo aún mejor: olvida (si puedes).
    Un abrazo.

    1. Gracias por tu consejo de apoyo.
      Un abrazo, Al.

      1. A tu modo: ¡salud! 🙂

  9. Me encanta ese final; aunque siempre me da pena un corazón pobre.

    1. Gracias por tu comentario.
      Un abrazo, Estefanía,

  10. Es canción latina, una de esas que suenan con música indo americana en las estaciones de ferrocarril hacía 30 años y hoy resuenan en los festivales y en las casas con música de aplanchar. Me gusta mucho, le leo y siento la música, la veo llorar, siento su soledad.

    1. Mi para mi un honor, que haya despertado esos sentimientos en ti.
      Gracias.

  11. Puñalada en el corazón directa…

    1. Cosas de la vida.
      Debemos tener los pies en el suelo, y no aspirar a lo que no podemos, simplemente por aparentar.

  12. Muy bonito el poema 🙂

    Un saludo.

    1. Muchas gracias por la visita.
      Esta humilde casa tiene abiertas las puertas de par en par.
      Un abrazo, Jesús.

  13. Duele que la pobreza se convierta en rechazo
    como si los asuntos del corazón cobraran renta.
    Y el cuerpo se extingue, buscando caricias,

    1. Pues así son a veces estas cosas.
      Gracias por llegar.
      Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close