EL DESPISTADO LEONARDO

El despitado Leonardo

Es Leonardo un muchacho despistado,
En un concurso sería el campeón,
Vive su vida entre tontos sobresaltos,
Y lo mismo pide agua, cuando quiere beber ron.
Entra en un bar y pide corticoides,
En la farmacia pide un vino con jamón,
Al rector de la universidad pidió consulta
Porque dice que siente depresión.
La calle la cruza sin reparos,
Los semáforos, para él, adornos son,
Y cuando causa un caos en el tráfico,
Mira hacia atrás y grita: “¡ un poco de paciencia, por favor!”

Una noche decidió irse de juerga,
Y en una discoteca abarrotada recaló;
Se fue hacia la barra, pidió una copa,
Y, con aire chulesco, en las chicas se fijó.
Pidió otra copa, para parecer mundano,
Y con ella en la mano, en la pista de baile se adentró;
Bailaba a su manera, sin sentido,
Haciendo esfuerzos por controlar su descontrol.
La gente a su alrededor, se iba apartando,
Pero una guapa chica, a su lado se encontró,
Le dijo: “¡guapa!”, y la muchacha guapa,
Le miró de arriba abajo, y despareció.
Notaba entre la gente sonrisitas,
Y murmullos, que él creyó de aprobación;
Pero nadie se acercaba, al contrario,
Le dejaban la pista para él solo, y feliz, con orgullo, sonrió.

Cansado y aburrido fue a la barra,
Y otra copa, enérgico, pidió.
Se la tomó de un trago y su garganta,
En un gesto de dolor, carraspeo.
No podía seguir con aquel baile,
Su cuerpo era un río de sudor,
Sentía que las piernas le temblaban,
Y sus zapatos mordían con furor.
Se fue a los baños y se miró al espejo,
Y pensó para él, tan mal no estoy;
Mi corbata de seda es muy bonita,
Y, con mis gafas, parezco un profesor.
Si además mis calzoncillos son de marca,
Y al mirar hacia abajo, petrificado se quedó,
Leonardo el despistado se dio cuenta
Que su pantalón, olvidado en su casa lo dejó.

 

Anuncios

26 comentarios sobre “EL DESPISTADO LEONARDO

  1. Me encanta, Jesús. 🙂 Me gusta como termina pero tambien mucho la primera parte, la leí una y otra vez. ‘Entra en un bar y pide corticoides, En la farmacia pide vino con jamón’ Jajajaja, porque en la farmacia consigues de todo y te lo dan sin reparos, mientras pagas. Y luego lo de pedir consulta al rector de la universidad… jajajaja…mejor no decir lo que pienso de las universidades… Un abrazo!

    1. Me gusta que te guste, si a ti te gusta, también me gusta a mi.
      Me inspire en un vecino, que no llega a tanto, peo es muy despistado. Una vez comenzó a desplumar una gallina sin haberla matado antes.

  2. Vaya con Leonardo y sus despistes…menos mal que hay gente buena y te lo dice jeje…ahh seguro que no pueden por que se mueren de risa…

    muy bueno Jesús para echarse unas risas…

    un beso

  3. Jajaja, una gran sonrisa me has sacado, un poema genial, lleno de gracia sin perder el hilo ni el ritmo, original y excelente. Que comodidad la de Leonardo, sin pantalones, mientra se sienta bien y cómodo que mas da, no hace daño a nadie. Un poema que me gusto de principio a fin, sin igual tu forma de escribir. Un abrazo.

      1. Se exactamente a lo que te refieres, a excepción del peligro por cruzar las calles y ser atropellado, que mas gusto que estar a gusto siendo uno mismo sin simulacros ni apariencias, cualquier precio por ser uno mismo es liberador. Un gran y sincero saludo. Ten una semana agradable y tranquila.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s