¡SOLOS!

Esta

Se escuchó la ronca sirena de la fábrica,
aunque no era la hora habitual.
Los obreros, con sus monos azules, casi desganados,
fueron dejando sus puestos y saliendo al exterior.
Se sentaron en el suelo, y desplegaron una sucia pancarta:
“SOLO QUEREMOS LO NUESTRO”.
De pronto, dos lujosos coches negros abandonaron la fábrica a toda velocidad.
Estaban los obreros tan cansados
que ninguno levantó el puño.
No había transcurrido mucho tiempo, cuando apareció el representante sindical;
llegó en su coche rojo, la chaqueta y la corbata se la había quitado por el camino.
Compañeros, gritó: ¡defendamos lo nuestro!,
Al fondo se oyó una voz que, tímidamente, dijo: ¡sinvergüenza!.
Entonces, uno de los trabajadores, se levantó,
y con pasos cansados y sin fe, se dirigió al sindicalista:
-Escucha, dijo, estamos cansados de parásitos. ¿Qué crees que estamos haciendo?,
estamos luchando por lo nuestro, pero lucharemos solos.
Tú has aprendido a arengar, pero con eso no comen mis hijos.
Tú no sabes lo que es llegar a casa
y ver como las boquitas abiertas, cual pajarillos en su nido,
esperan ansiosas algo para sus estómagos.
Tú no sabes lo que es llegar a casa
y ver a una mujer que, con los ojos ansiosos, y disimulando su dolor,
te pregunta si hoy te han pagado.
Tú no sabes de esas cosas,
así que, ponte la chaqueta y la corbata que has dejado en el coche,
y vete a disfrutar de una buena pesca en el yate del miserable patrón.
El sindicalista, cabizbajo, se alejó en su coche rojo,
y los obreros, arrastrando sus pies, arrastrando suspiros,
hicieron sonar de nuevo la ronca sirena de la fábrica,
y, tristes, prosiguieron su trabajo.

Anuncios

22 comentarios en “¡SOLOS!

  1. Me ha gustado mucho tu relato a pesar de ser un poco triste. Por desgracia esta situación es la realidad para muchos trabajadores que viven entre el patrón y el sindicalista de turno y que siempre son los más perjudicados de la cadena laboral. Un saludo!

    1. Como dicen por mi tierra. “sí, mi niña”, triste pero como dices, pura realidad.
      Un beso,
      Jesús

  2. …duele que se diga la verdad, duele el nudo de esperar una paga al fin del día, cansados y temerosos, agotados…cuando un puñado vive del hombro de cientos…sí…duele, no se puede parar, en cada casa se espera…y desespera, hay muchos rincones en el mundo en esta situación mas allá del ideal político…gracias amigo por explayarlo…Un bsss silencioso

    1. Gracias por tu sensibilidad.
      Un besote.

  3. Qué hermoso texto, Jesús. Felicidades por tu talento. Te dejo un gran abrazo.

    1. Gracias a ti por tu comentario. Es la maldita realidad que nos ha tocado vivir.
      Un abrazo.

      1. Y que lo digas. Una época centrada en la forma y no, en el fondo, egoísta, egocéntrica y no pocas veces, harto cruel.

        Abrazote, Jesús.

  4. Muy duro el relato. Pero si esperamos que el sindicalista actual mire por el obrero…. Ahora que el trabajador debe reclamar siempre sus derechos. Lo malo es que si yo no lo hago, hay quien lo haga, y así nos va…. Si nadie estuviera dispuesto a ver menguar sus derechos… Utopía la mía, lo sé 🙂

    1. Sí, tienes razón, triste utopía la tuya y la mía.
      Un abrazo

  5. Roberto Michel 09/07/2013 — 22:42

    Elegiste una gran imagen para el texto. Saludos!

    1. Viniendo de ti, es para mi un gran halago.
      Muchas gracias.
      Saludos.

  6. bellezacorazon 10/07/2013 — 06:08

    la vedad que la situación esta muy mal y yo no le veo salida. yo soy afortunada y por ahora no me puedo quejar, mi marido tiene trabajo, pero un dia de esto le pueden echar. cuando esta malo le digo quédate hoy en casa y me dice que no, porque lo pueden echar. hoy tener trabajo y dale gracias a Dios todos los dias por tenerlo. este relato que has escrito es triste, pero es la vida real, que es una pena toda esta situacion.

    1. Muy difícil la situación, Chari. Yo la estoy sufriendo en mis propias carnes, y no veo más solución que la resignación, y esperar a que esto cambie.
      Un abrazo.
      ¡Ah, felicidades por el regalo que te han hecho!, al móvil, me refiero.

      1. bellezacorazon 10/07/2013 — 10:24

        muchas gracias por felicitarme. un abrazo y cuidate mucho, que no veas la calor que hace, por lo menos aqui

      2. Aquí está comenzando hoy el calor, se espera muy fuerte y ya estoy de mal humor. ¡odio el calor!

      3. bellezacorazon 10/07/2013 — 10:27

        yo tambien lo odio el calor, no puedo con el. aqui estamos ya unos dias asi. te cambia todo, el humor es normal, se siente una tostada con tanta calor

  7. Me ha encantado; no se puede expresar mejor la situación. Yo ya la viví hace 35 años y aun me averguenza el comportamiento de algunos.

    1. Yo, por desgracia, la estoy viviendo ahora, y es desesperante y cruel.
      un abrazo.

  8. Una forma hermosa de relatar la realidad, sincera y concisa, bien dicen que “lo nuestro” es diferente para cada persona, pero la realidad es la misma para todos. Escribes de una forma única.

    1. Hola, Azkre. Se te saluda con alegría.
      Es verdad, la realidad es la misma para todos. La triste realidad.
      Gracias por el halago, que, viniendo de ti, aprecio mucho.
      Un abrazo, hoy con bastante calor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close