SILENCIO, QUE ME HABLA EL ALMA

Silencio, que me habla el alma

Silencio, que me habla el alma,
Y de ella quiero escuchar
Cuántos secretos conoce
De mi duro caminar.
Silencio, que me habla el alma,
Y quiero escuchar su verdad,
Aunque el corazón me sangre
Chorros de vinagre y sal.

Que mi alma sabe tanto
Que algo me enseñará.
Sabe de mis desamores
Y mi inútil soledad.
Que sabe de mis orgullos;
De mi fea vanidad;
Que ha sufrido los caprichos,
Impulsos sin meditar.
Que sabe de mis quereres
Que no pude confesar;
De mis noches delirantes
A caballo sobre el mar.
Que sabe de mis mentiras
Que siempre intenté ocultar,
Que yo mismo me creí
Por temor a la verdad.

Silencio, que me habla el alma,
Y de ella quiero escuchar
Los reproches que no me hicieron
Los demás, por caridad.

Anuncios

16 comentarios sobre “SILENCIO, QUE ME HABLA EL ALMA

    1. Hola, pirata!
      Sabes, me encanta eso de pirata, pero no soy capaz de verte con el parche en el ojo. Tú ves muy bien, más allá del azul del mar, más allá del verde de los montes, más allá del brillo de las estrellas y la luna. Porque no ven tus ojos, porque quién ve es tu alma.
      Abrazos.

  1. El difícil entender lo que el alma quiere hablar, cuando la mente la hace callar, no tiene explicación, sobre todo cuando nace del corazón.

    Me gustan mucho tus poemas, están escritas con un gran sentimiento.

    Beso Chojesús.

    1. Gracias!
      Tengo en mi alma guardado
      un sentimiento de amor,
      esperando alzar su vuelo
      envuelto en una canción.
      Tu comentario, porqué no decirlo, me halaga mucho, y me empuja a seguir escribiendo estas “tonterías”.
      Un beso de parte de mi alma.

  2. Bellísima , Jesús, me encanta esa alma tuya, parece que tiene mucho que contar…tus poemas tienen mucha profundidad y calan hondo. Resuenan como un eco en mi alma… ¡ alomejor tu alma y la mía y la de todos se conocen! Eres un gran poeta y comunicador. Un abrazo.

    1. ¡Mi querida Rosa!
      Hoy me extrañó la rapidez con la que arrancó mi ordenador, y pensé: ¡algo me quiere decir!. Y apareciste tú, alegrando mi alma, refrescando el corazón y de mi garganta brotó la canción:
      Sólo quedará en tu vida,
      después del postrero adiós,
      el recuerdo de aquél día
      que encendió tu corazón.
      Creo que todas las almas se conocen, y hacen cabriolas en el aire, buscando con quién soñar.
      Un fuerte abrazo.

  3. Que poema, me ha dejado sin palabras, en estos momentos quisiera callarlo todo y que el alma me hablara, que me gritara, y si me negara a escucharla me obligara con una bofetada. Quisiera siempre escuchar las verdades del alma, ella que no miente, solo siente, observa y escucha. Cuanto sufrimiento me ahorraría si sus instrucciones siguiera.

  4. Una alma limpia y noble que habla con la verdad que muestra mucho más de lo que esta a la vista…que siente con la intensidad de un corzón de poeta del que se acompaña…

    ¡Me gusta tu alma!

    Saludos y gracias…

    1. ¡Gracias, Luisa!
      ¡Cuánta necesidad tengo de escuchar a mi alma!. Pero, quizá por miedo, cuando intenta hablarme, le digo que tengo prisa.
      Un abrazo fuerte, y gracias a ti por tu sensibilidad.
      Ah, mi Teide me pide que te salude de su parte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s