¡SI ERES CAPAZ, SONRIE!

¡Si eres capaz, sonríe!

Estaban los dos sentados en la mesa de aquel bar. Tomaban una copa y charlaban; hablaban de cosas intrascendentes, de la rutina diaria, de los triunfos y fracasos. Charlaban casi sin mirarse, pero los dos sabían porqué estaban allí.
Los dos había esperado ese momento, lo habían escenificado en sus mentes, pero, a la hora de la verdad, las palabras se quedaban dormidas. Se habían quedado en blanco, y una inesperada timidez les había invadido. Ella, a pesar de dedicarse al oficio más antiguo del mundo, no sabía como reaccionar; él, otrora lleno de prejuicios, se encontraba desarmado. Había visto en ella la fragilidad, los sentimientos ocultos, la sinceridad. Pidió otra copa, y la sonrisa burlona del camarero le hizo reaccionar.
Se puso en pie, lanzó su copa al suelo, y mirando desafiante a los espectantes clientes, gritó:
-No me miren así, hipócritas. Ellas es mi amor, el amor más puro que me podía imaginar. Ustedes quizá no entiendas de estas cosas, muchos de ustedes viven en una ficticia realidad. Vendió su cuerpo, es cierto, pero quiero que alguien se levante y me diga: ¡yo no he comprado!. Tú, si tú, ejecutivo intachable, dime: ¿para qué estas aquí?. En tu curriculum no aparecerá que compras el amor, pero tu alma cada noche te recordará que eres uno más. Pagas el amor, el amor que, quizá, en tu casa no recibes.
Pero, ¿por culpa de quién?. Hazte esta pregunta, y una vez hecho examen de conciencia, mírame frente a frente, y entonces dime si te sientes capaz de sonreir.

Anuncios

14 comentarios sobre “¡SI ERES CAPAZ, SONRIE!

  1. porque sean de la vida, no quiere decir que no sean humana, la culpa la tiene la sociedad y más quien copla para hacerlo. yo siempre lo digo, para hacer ese trabajo, ya ay que serbir.. tiene que ser muy duro

  2. Una cosa es el trabajo y otra la persona. Hace muchos años leí un libro que se titulaba “Lola, espejo oscuro”, no recuerdo el autor. Me dejó muy claro lo que digo. De hecho, mi próximo libro va por ahí…
    Tu siempre tan sencillo y tan claro, a la hora de describir. Es una auténtica gozada leerte.
    Salu2

  3. Excelente, que historia, corta pero dice mucho, me gusta la forma en la que escribes las historias, siempre logras decir lo que se tiene que decir de la forma en que atrape y sea una historia magnifica. Bien dicen que las palabras son mas filosas que una espada, nada mas poderoso para hacer sangrar la hipocresía y los prejuicios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s