EN EL DIA DE LA MADRE

En el día de la madre_384x500

La despertaron en la habitación de aquel hospital. Abrió los ojos, sobre su pecho habían puesto algo muy pequeñito
Entró todo el sol por la ventana, y ella descubrió un ángel. Lo atrajo hacia si suavemente, como temiendo hacerle daño, y notó palpitar su pequeño corazoncito.
-¡Es mi hijo! gritó, y dos cálidas lágrimas resbalaron por sus mejillas hasta posarse en aquella cabecita.
-¡Es mi primer hijo! ¡Gracias, dios mío! volvió a gritar, y en sus ojos se dibujaron dos estrellas.
Se quedó en silencio, y desde el fondo del largo pasillo, escuchó una voz ronca que cantaba:

“Cuando una madre quiere
Como ella sabe querer
Ella se muere queriendo
Y muerta, quiere también.”

Anuncios

18 comentarios sobre “EN EL DIA DE LA MADRE

  1. Memorable, ¿que seria de nosotros sin una madre que nos quisiera de esa manera que solo ella sabe? dicen que dios es el amor mas grande, y se me antoja decir que miente, pues o mi madre es dios o su amor es mas grande.

      1. Gracias Chojesús, solo es lo que se me ha ocurrido al leer esta entrada. sobre todo lo ultimo:
        “Cuando una madre quiere
        Como ella sabe querer
        Ella se muere queriendo
        Y muerta, quiere también.”

        Un abrazo y un sincero saludo.

    1. ¡Hooola, Elssa! Una copla del folclore canario dice: No nada como una madre / mientras que en el mundo existe / porque una madre consuela / al hijo cuando está triste.
      Y es verdad.
      Saludos. Jesús.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s