PALABRAS CON SEÑALES.

Me gustaría que, cuando hablásemos, nuestras palabras fuesen precedidas de una señal como las de tráfico. Podrían decir:  ¡STOP, mentira!   ¡OJO, rumor!   ¡CUIDADO, te adulan!  ¡CEDA EL PASO, tontería!  ¡DIRECCIÓN PROHIBIDA, chanchullo!  ¡DIRECCIÓN OBLIGATORIA, escucha! Así creo que podemos saber a qué atenernos cuando nos hablan, o también cuando hablamos.

NADA

Cotidiano. Despiertas y te afeitas, Máquinas en la calle. Desayunas, Zumbar de autos. Caminas. Gente en vilo. Trabajas, Destruyes tu persona Y recuperas el alma. Aperitivo. Cesa el ruido Y sacias tu sed. ¿Dónde vivimos?. Política, futbol Y más televisión. Cena y diversión insana. ¿Dónde estamos? Muerte. ¡Nunca nos oirán!

EL VIEJO TREN

Se agita en un susurro Y resoplando, cual perro apaleado, Va desvaneciendo ilusiones En su corazón. Está negro de carbón Y negro de desesperanza, Mientras arrastra su vientre dolorido Entre crujidos de hierros maltratados. Y al llegar por enésima vez a la estación El viejo tren hace balance: ¿Cuántos años han sido? ¡Casi un siglo!… Read More EL VIEJO TREN