¡GRACIAS, SEÑOR!

¡Gracias Señor!
Porque mi tosco oído seguirá escuchando,
Lejos del silencio de la muerte,
El impertinente ruido.

¡Gracias Señor!
Porque mi garganta cantará
Al contemplar el sol cada mañana
De su sueño despertar.

¡Gracias Señor!

Porque mi mente
Pedirá distinguir en su contorno
Lo que es bien y lo que es mal.

¡Gracias Señor!

Porque mis ojos seguirán
Contemplando tu trabajo;
Porque mis manos ahí estarán
Tocando, escogiendo y apartando;
Porque mis pies retozarán
Por el camino corriendo y tropezando.

¡Gracias Señor!

Porque dispongo de todo
Lo que un día me pusiste
A disposición del alma.
Porque en un instante fugaz que unía la vida con la muerte,
Pusiste tu mano en mi hombro sin pedirme a cambio nada.

Porque surgió la plegaria
Del maltrecho corazón,
Porque quisiste servirme

¡Gracias y…Perdón,Señor!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s